La caries es un agujero que se hace en un diente debido a la desmineralización del esmalte y que, con el tiempo, puede hacerse más grande y profunda.   Las caries se forman por culpa de la placa dental.  Ésta es una sustancia pegajosa que se compone principalmente por gérmenes y restos de alimentos. Las bacterias que tenemos en la boca fabrican ácidos y ésos ácidos al adherirse la placa a nuestros dientes son atacados.   Cuando la Caries ataca al esmalte o dentina de nuestro diente el tratamiento a realizar es rápido y sencillo, simplemente hay que limpiar el agujero que nos ha hecho la caries y taparlo con un empaste.   Si la caries avanza tanto que llega al nervio (pulpa) tenemos que realizar el tratamiento llamado “matar el nervio “,  que es más complejo y costoso. Por lo tanto es aconsejable no dejar la caries en boca por mucho tiempo y visitar a tu dentista mínimo una vez al año.